Sobre Martina Lemon

Sobre Martina Lemon

Mi nombre es Lola, la cuarta generación de mujeres apasionadas por las telas, la costura, la moda y en especial la relacionada con bebés. La historia de Martina Lemon nace por nuestra bisabuela Martina, ella fue la primera que se adentró en este mundo de la costura.

A finales del siglo XIX era cuando la industria textil surgía con fuerza en nuestro país y ella debía de sacar adelante la friolera de 8 hijos, y que como os podéis imaginar eran muchas bocas a las que alimentar.

Mi bisabuelo Juan era capataz en uno de los tantos talleres textiles que daban trabajo a mujeres que necesitaban sumar su sueldo a la economía de casa y es allí donde Martina empezó su experiencia con los telares y las telas. Trabajó muy duro, eran dos jornadas, la de la fábrica y después la de casa.

En ese tiempo, las piezas de tela que se fabricaban y que tenían algún defecto, se desechaban, y eran regaladas a los empleados. De ese modo Martina aprendió a coser con aquellos retales, confeccionando con gran mimo ropa para sus hijos. Ella no lo sabía, pero poco a poco se convertiría en diseñadora de moda infantil. En aquellos tiempos, diseñaba y cosía ropa para niños y bebés de su entorno. Aquel trabajo acabo siendo su pasión.

Ese saber hacer lo transmitió a mi abuela Candelaria, quien continuó en esa labor de coser y crear la ropa para sus tres hijas. Cuantas fotos tengo donde las tres hermanas, desde bien pequeñitas, vestían impecables aun siendo tiempos difíciles por la postguerra.

Como era de esperar, mi abuela inculcó a mi madre y a mis tías esa pasión por el mundo de la costura y las telas. Las tres amaban la costura y durante muchos años también vistieron con sus creaciones a todos los pequeños de la familia.

Como veis, ya vamos por la tercera generación y por tanto llega la mía, la cuarta, una generación más que hemos crecido entre hilos, esbozos de diseños, patrones en papel Manila, esas tizas de color azul y rosa… cuantos recuerdos. Ahora mismo estoy viendo a mi madre, Mercedes, con la cinta de modista colgada al cuello, con esas tijeras enormes que nos tenía prohibido tocar y cortando una tela azul de la que me encapriché para mi abriguito.

El tiempo pasa y llegamos a hoy, donde he tenido un hijo al que, como era de esperar, le he diseñado y cosido ropa, al que le he enseñado a conocer las diferentes telas, a apreciar las calidades y su tacto, a tener el gusto por vestir bien, saber diferenciar la que es una buena confección, la que es cómoda y funcional sin perder el estilo, pero me faltaba algo más de este apasionante mundo y ese algo ha sido crear mi particular universo de moda para vuestros bebés.

Este proyecto lleva el nombre de Martina Lemon, no podía ser otro, ya que es el legado de mi bisabuela y en homenaje a ella lleva su nombre.

Martina Lemon es ese lugar donde podréis encontrar la ropa perfecta para vuestros hijos, nietos, sobrinos, ahijados, para regalar o simplemente para disfrutar viajando por cada una de las prendas que han sido elegidas con gran mimo y dedicación para los más pequeños de casa.

Ha sido un placer compartir con vosotros este paseo por un trocito tan importante de mi historia familiar. Gracias por leerlo.

Afectuosamente,

Lola